lunes, 19 de mayo de 2008

Tu Plan!


Las personas nos preocupamos tanto... yo sin embargo me preocupo por el no preocuparme. Tantas flaquezas: la muerte, la familia, los afectos, la comida, la religión, el dinero, el futuro. Estoy por vivir mi presente contigo Señor. Me siento agotada, ¿Qué vas a hacer con esa carrera?, ¿Tienes novio?, ¿Tendrás?, ¿Cuáles son tus planes para ganar dinero?, ¿Estás segura de que todo irá bien?, ¿Qué será del país?, Tú tal vez vivas debajo de un puente, ¿Quién? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿Dónde?, esas preguntas que angustian, esas que te hacen dudar de los planes de Dios, esas que te hacen débil, frágil, indefensa, humana.
Me preocupa mí no preocupación, en cuanto a tantas cosas, aveces siento que no estoy aquí, sino que andas tú por mí, saltas, ríes, caminas y tomas cada decisión, me siento segura. Entonces me encuentro con tantos hechos:
-Murió, le hicimos un gran funeral, lleno de flores, fue mucha gente, hasta personas que ni conocíamos, el hijo leyó una cuantas palabras de lo importante que era su padre para él y luego nos fuimos a tomar una picaderita, entre pañuelos blancos y la angustia.
Yo no quiero que mi funeral sea así, no deseo que las personas se tomen la molestia de decirme quien soy cuando ya he partido, tampoco quiero que se entristezcan, se sientan pesados, cargados, fríos, si sé que vivir es lo mejor del mundo!
-Ya tienes dos años sin novio, piensas quedarte así eternamente? estas lenta!...
No entiendo porque no se logra entender que tú, Papá Dios, lo llenas todo, eso sí me angustia.
Sé que se necesita tener a alguien, yo por ejemplo me siento tan feliz, tan llena, que sencillamente me cuesta comprender lo que antes comprendía, me cuesta comprender tanta necesidad de un Dios que está buscando incansablemente tu mirada, tu fijación por él. Comprendo que cuando se le conoce es tan fácil amar a los demás, amarse a sí misma, que todo llega solo, o más bien por medio de él, que comprende y construye corazones.
-Tú sin embargo te vas a morir del hambre, ¿música? no no no ¿MÚSICA?, ¿qué pretendes?
seguir mi corazón, no desanimarme, estar feliz, disfrutar a pleno esta vida, llenarme, compartir, enseñar, amarte y amarme, conocer, ser pura. Ser sencillamente yo.
Me causa gracia mis preocupaciones y la de los demás, si pudieramos amarte tan confiadamente, tan desprendidamente, tan a pleno, conocieramos más de ti.

3 comentarios:

Visitame dijo...

hola le gustaria incrementar las visitas a su blog

Cristian Arnaud dijo...

Vieja (eso se pega)... Somos muchos los que necesitamos que nos enseñen a caminar por donde tú andas así que no te salgas porque si te distraes nos pierdes! Hang in there!

Y otra cosa, nunca dejes de reír, así, con libertad, a todo pulmón!

jrmt15 dijo...

Definitivamente una galleta sin manos a traves de tus letras. Gracias mana por llenarme de la presencia del Padre con cada una de tus palabras.

Te quiero Brendecha!

Rosalia