jueves, 1 de mayo de 2008

Llueve



Cuando era chiquita…
-Mami déjame salir, todo el mundo se esta bañando menos yo, déjame salir, por favor, por favor- frente a la ventana miraba saltar la lluvia y a mis primos entre charcos de agua- ¡déjame salir!- suplicas… suplicas…
- Pero esta muchacha no entiende- protectora mamá- ¡no entiendes Brenda que te aprietas del pecho!
- ¡Que importa!
Cuando era menos chiquita…
-¿Ma cuándo vamos para el centro de belleza?-
- Bueno… no será ahora, habrá que esperar que pase la lluvia…
Que pase la lluvia… que pase… ¡déjame salir!
Cuando era…
Hace tiempo que no te veía, mejor dicho, tengo mucho que no te siento.
Hoy salté, corrí, como nunca, sintiéndote, cerca de mí. Un corazón que le faltaba limpieza.
Ahora entiendo que entre la lluvia y Dios hay un secreto.

3 comentarios:

Yuan dijo...

La lluvia llueve porque es lluvia. El amor ama porque es amor. Ambos vienen de arriba. Es por eso que la lluvia y él son compinches. Y hoy parece que te persiguieron. Gracias!

Brenda dijo...

en serio?

Yuan dijo...

Jaaaaa aaaahhhh!
... en serio