domingo, 25 de enero de 2009

¡Cambio de Look!

Me he levantado hoy con dolorcito en el alma, un pequeño vacio. Me desperté sin muchas ganas. Leí la Biblia, buscando llenar un poco más, y he decidido usar mi mejor remedio, escribir, sacar, servir, dar, poner de mi parte. Entonces comencé a pensar, las mujeres por lo general les gusta salir cuando están en este estado, ir de compras y quedarse sin un centavo, o mejor aún, ir al centro de belleza y dejar que otros nos atiendan.
He pensando que necesito con urgencia un ¡cambio de look!, de esos cambios que se hacen con decisión y valentía. Esos cambios que anuncian en las revistas de moda, donde todo te lo presentan como lo más intrépido que puedas llegar a hacer en tu vida, por ejemplo hacerte un cambio de Look, es como escalar el monte Everest, o mejor aún, hacerte un cambio de look, es como ser piloto de tu propia vida. Y entre una foto de alguna supermodelo, te comienzan a surgir palabras como: Radical, creativo, exagerado, ¡In!, Extremo. Y allí por fin te decides, sí esto es lo mío, es lo que he buscado por tanto tiempo, ¡necesito un cambio de look! ¡Urgente!

Dios nos brinda un cambio constante, nos lleva de lo radical a lo sencillo. Nos muestra en lo simple lo diferente. Por eso desglosaré algunos de esos cambios que nos da Cristo, en su centro personal de belleza.

· Look que encaja:
¡es exactamente como te lo imaginas! Son paquetes enviados directamente desde el cielo para ti. Cajas de amor, que con una dosis diaria de pomadas y mascarillas, te dejará el corazón encajado, acoplado a Cristo. Este look que encaja, es uno de los más vendidos ya que solo tienes que abrir el corazón y limpiar los residuos con Jesús (pomada especial para corazones vacios). Ya no existirán más preocupaciones de arrugas y espinillas del pecado, ¡nada que ver! Te sentirás completo y realizado. Pídelo en tu espacio favorito de oración con papá Dios.

Experiencias:

o Marta López: realmente puedo decir, que desde que me senté y le pedí con ansias al Señor mi paquete del look que encaja, no me he casado de pedir más, son pomadas de amor, que me han dejado aturdida y libre.

· Look al extremo:
Ya no busques más, si eres de los que necesitan voltear la tapa ya que estas cansado de caerte una y otra vez, y nada te complace o te llena. ¡Visita las oficinas de la Gloria!, o mejor aún ellas vendrán a ti, te revestirán de un look completamente diferente.
¿Qué no te sientes digno? No te preocupes, el Señor te hará digno, y te colocará un nuevo traje, nuevas sandalias para que tus pies caminen por donde él anda, y no vuelvas a perderte más. Y sobre todo por si esto fuera poco, pondrá un anillo en tu dedo, lazo de amor, que cubrirá tu corazón amándolo al extremo.

· Look ser tú mismo: ¿cansado de que te digan qué hacer? ¿Qué te recalquen tus debilidades? ¿Qué te sientas parte de nada? ¡Esto es lo tuyo! Este centro de belleza, busca hacer bellas nuestras debilidades, nuestras cargas, nuestros fracasos, y mostrarnos tal y como somos a ese Estilista Profesional que con sus manos viene a cuidarnos y a enseñarnos que lo único que busca es que seamos nosotros mismos. Sin moldes, sin diseños, sin estructuras. Ser nosotros mismos, es el cambio de look más difícil, ya que es cambiar nuestra actitud de creer que estamos solos, que nadie nos acepta y comprendernos, aceptarnos, amarnos, mostrar exactamente lo que llevamos dentro, sin ataduras, ni vergüenzas. Amarnos para amar. Ser radicales, diferentes, ya que este Dios es uno que nos ama sin balance, ni costos, y nos ha hecho a cada ser humano con nuestro propio look. Olvídate de esconder tu risa, tu manera de pensar, tus verdades, a tu familia, tus deseos, tus sueños, tus amigos. Este look te destapa, y muestra la verdadera capa que te cubre, Cristo.

Dios nos llena de ánimo, y con ese ánimo me despido, dando gracias a él, que es un estilista que se toma el tiempo de moldearnos a su estilo. Por eso me imagino a Dios, todo un súper modelo, sonriéndonos, entre algunas revistas del alma, y escribiendo con su suave caligrafía, “Uhm, como que tenemos cierto parecido ¿no crees?”