viernes, 9 de noviembre de 2007

VoLaNdO








Me lancé en el aire sin paracaídas, no lo llevaba porque quería sentir la brisa por más tiempo sobre mí, tampoco quería suicidarme, jamás, la vida la quería ver desde arriba, entonces, sorprendentemente por mi valentía Dios me regalo alas.

1 comentario:

Giselle dijo...

Gracias a Dios q te puso alas!!!... pq si no... imaginate con todo ese aire q dejaste alla arriba no digo yo q tes fideitoo!!!... te quierooo!!!!